lunes, 9 de junio de 2008

Isabel Caccia (Córdoba)





El proyecto a desarrollar será una investigación sobre los yuyos urbanos y una cena con los que sean comestibles.
En momentos de convivencia con determinadas personas surge en mí una necesidad natural: dar alimento. Nutrir. Somos lo que comemos. Los alimentos que nos ofrece el sistema marcan el carácter, diseñan un pensamiento y nutren su reflejo. Prepararé una cena utilizando malezas y cuestionando ese nombre.
Esta experiencia tiene raíces en un proyecto previo: encaje vegetal ligado al concepto de cultivos asociados. Desde principios del año 2004 cultivo plantas que crecen atadas a las jaulas de tender la ropa en la terraza de mi edificio donde persigo los mecanismos de equilibrio que utiliza la naturaleza pero reconociéndome como un artificio por naturaleza. Observo la vida que crece en las grietas.
La obra será en el espacio de la digestión de una idea con el diálogo que la condimente y fuera de un tiempo preseteado.


Plan de trabajo para la residencia

Realizaré recorridos por las proximidades de la ciudad de las artes para señalar yuyos urbanos. Quiero investigar sobre estas plantas; encontrar las comestibles.
Prepararé una cena a compartir entre varias personas; una serie de platos de gastronomía no tradicional con yuyos. El entorno que influirá en la percepción y los sabores también se tomará en cuenta. Un audiovisual.
Realizaré registros de todo el proceso.
El alimento y sus vapores serán un intento de nutrir los deseos por la vida y habitar el paraíso.

1 comentario:

Guadalupe dijo...

Hola Isabel!! Soy Guadalupe, sanjuanina viviendo actualmente en Valencia, y estuve en las residencias del año pasado... Qué loco! hace unos meses me topé con tu obra y me interesó un montón. Sé que mostraste en la Sala Naranja (cómo se cruzan los caminos!!) y ví fotos en tu blog sobre eso y sobre el proyecto de los cancanes y las uñas... me gustaron muchísimo los dos (al punto de guardar mis medias rotas deseando tan justo intercambio). Me alegró saber que estás entre los residentes, aunque me da pena no poder estar ahí para conocerte y conocer al resto... pero bueno. Otra vez será (aquí, allá, o en otro lugar). Un abrazo y que lo pases de maravilla.